CONSEJOS PARA LOS PADRES

MOCHILAS Y BUENAS POSTURAS

Os recomiendo que le echéis un vistazo a este enlace que trata sobre cual es la mejor forma de llevar una mochila (o un instrumento) para no sufrir daños en la espalda, con ejemplos reales de alumnos que, además, también tienen que llevar un instrumento.








TIPOS DE TROMBÓN

La familia del trombón está formada actualmente por los siguientes instrumentos, de más agudo y pequeño a más grande y grave:

  • Trombón soprano: Afinado en Si bemol, una octava más aguda que el trombón tenor. Prácticamente no se utiliza, y en realidad lo tocan los trompetistas, ya que utiliza una boquilla de trompeta. También se denomina trompeta de varas.
Trombón soprano

  • Trombón alto:  Afinado en Mi bemol. Aunque es más pequeño y manejable que el trombón tenor no se utiliza para comenzar los estudios, por tener un registro más agudo, difícil y "pesado" que el tenor, y porque no tiene repertorio adaptado a los más pequeños. 

Trombón alto
  • Trombón tenor: Afinado en Si bemol. Es el instrumento más habitual y con el que todos los niños comienzan a estudiar. Puede ser sencillo (un solo tubo) o con transpositor (una válvula que permite tocar notas más graves y ayuda también a los más pequeños a llegar a todas las posiciones de la vara). Además, el trombón tenor puede ser de tubería ancha o estrecha.
Trombón tenor sencillo

Trombón tenor con transpositor
















  • Trombón bajo: Afinado también en Si bemol, pero con un mayor diámetro de tubo y campana, y con dos transpositores.
Trombón bajo


  • Trombón contrabajo: Hay dos tipos de trombones contrabajo: el que se afina en Si bemol, a octava grave del tenor, y que ya prácticamente no se usa, y el afinado en Fa, que es el que podéis observar en la foto. En los últimos años se está empezando a utilizar mucho más, debido al interés creciente de muchos intérpretes de trombón bajo.
Trombón contrabajo




  
Todos los niños suelen comenzar tocando un trombón tenor de tubería estrecha. El diámetro del tubo influye a la hora de tirar el aire, por lo que un tubo más ancho obliga al que lo toca a expulsar más cantidad de aire. Para un niño que empieza con 8 años, un trombón de tubería ancha le suele resultar pesado y le obliga a tirar demasiado aire para su pequeña capacidad pulmonar. 
Por otra parte, la longitud del brazo no les permite alcanzar todas las posiciones de la vara, por lo que pueden estar varios años sin poder tocar algunas notas, que por el registro en el que se sitúan, son fáciles de sonar para  ellos. En este sentido es interesante que puedan tener un trombón tenor de tubería estrecha con transpositor. El transpositor les permite tocar esas notas con total comodidad en las posiciones más cerradas de la vara y de esta manera poder trabajar todas las escalas y las distintas piezas sin necesidad de realizar arreglos en las mismas.
Actualmente también existen trombones con algunas adaptaciones  para que les cueste menos sujetarlo a los más pequeños, incluso hay trombones fabricados en fibra de carbono que apenas pesan 800 gramos a prueba de caídas y golpes. 
En cualquier caso, cada niño tiene sus propias particularidades y es bueno dejarse aconsejar por el profesor a la hora de elegir el instrumento más adecuado.
La tubería ancha se ha estandarizado actualmente para interpretar todo el repertorio de trombón tenor, por lo que los padres deben tener en cuenta que el niño deberá cambiar de instrumento pasados unos años. La buena noticia es que el trombón es uno de los instrumentos más baratos si lo comparamos con otros, y podemos conseguir uno de iniciación con un pequeño desembolso.





CÓMO TRABAJAR UNA PARTITURA EN CASA (E.E.)

Cuando un niño o una niña se enfrenta a una partitura, su primer impulso es intentar tocarla de arriba a abajo directamente con el trombón. En los primeros cursos, bastantes alumnos suelen tener dificultades para asociar las notas con las posiciones del trombón, por lo que el hecho de tocar una partitura se convierte en una sucesión de dudas y parones, que a su vez conllevan a cierta tensión, y en ocasiones frustración.
En este sentido es importante seguir unas pautas para, poco a poco, ir adquiriendo una mayor seguridad y fluidez.

  1. Lo primero que debe hacer es leer la partitura. No es necesario que en la primera lectura la lea de arriba a abajo, lo puede hacer por compases, enlazándolos después en frases más largas.
  2. Después es interesante que cante las notas. Teniendo la entonación de la primera nota puede intentar seguir con el resto de la partitura. En clase esto es más sencillo, porque puede escuchar la pieza antes de tocarla.
  3. Leer o cantar al mismo tiempo que pone las posiciones en el trombón (sin tocar).
  4. Tocar con el trombón. Puede empezar tocando dos compases, después los siguientes dos compases y juntarlos en una frase de 4 compases. Después trabajar la siguiente frase de la misma forma y terminar juntando una frase más larga de 8 compases. En ocasiones será necesario repetir varias veces cada compás o cada frase para tener la suficiente seguridad.


Si este trabajo se realiza de esta forma todos los días, al final de la semana podrá tocar la pieza con una gran seguridad y se podrán trabajar en clase otros aspectos más interesantes y divertidos que la mera lectura de la partitura.




TIEMPO DE ESTUDIO EN CASA ORIENTATIVO


Lo más importante para mejorar con cualquier instrumento es la constancia. En el caso del trombón, esto cobra, si cabe, más importancia, debido al alto componente físico que conlleva tocar este instrumento. Es muy importante que los alumnos estudien todos los días.  En caso de que algún día de la semana se disponga de poco tiempo, se puede reducir la sesión, pero siempre hay que intentar tocar al menos unas notas, aunque sólo sea con la boquilla. A continuación añado un cuadro sobre el tiempo orientativo de estudio diario en cada curso.
1º E.E.
2º E.E.
3º E.E.
4º E.E.
1º E.P.
2º E.P.
3º E.P.
4º E.P.
5º E.P.
6º E.P.
30 m.
30-45 m.
45 m.
45m.-1h.
1 h.
1h.-1,30 h.
1,30h.
1,30h-2h.
2h.
2h.-3h.

No hay comentarios: